clases

8cla

teccrea

07/04/2024

Si existiese una regla para ser creativo,
para ser creativo, habría que romper esta regla”.


Gabriel Dreyfus.

Ya nos hemos dado cuenta de que la creatividad, cual si fuese un sueño,  opera de forma no lineal y atemporal en contraposición con el pensamiento lógico, el cual sigue esquemas fijos de pensamiento normalmente aprendidos.

No existen recetas infalibles. El acto creativo parece no tener reglas ni suelo conclusivo. Lo que en algunas personas lo genera o lo motiva, en otras resulta una especie de antídoto. Tan solo podemos sugerirte algunas técnicas que generalmente estimulan el pensamiento divergente:

La pausa creativa

La conoces bien. Y hablamos de ella en el capítulo anterior. Detente. Deja que tu mente divague fluidamente entre las ideas. No importa que muchas no tengan relación con aquello a lo que buscamos solución.

El mapa mental

Dibuja o imagina un mapa o árbol de ideas (conceptos) donde puedas asociar libremente cada una de las ideas que durante un corto periodo de tiempo vienen a nuestra cabeza.

Por ejemplo: Parte de una palabra, idea o concepto principal y rodéala con otras cinco ideas, como si fuera una margarita o un sistema solar. Posteriormente se agregan cinco, o más ideas a cada una de las anteriores y así sucesivamente.

Lo que se busca con esta técnica es que el pensamiento trabaje creativamente de manera natural. Esta técnica permite la organización de ideas, estimula la memoria visual, la asociación, el enfoque y la reestructuración y mejora significativamente la presentación de nuestras ideas.

Para hacer un árbol de ideas lo más fácil es tomar un block y un lápiz. Pero también existen aplicaciones en la web.

Las dos primeras son aplicaciones en línea:

Ahora tres aplicaciones para instalar en tu equipo informático:

 

El cuestionamiento

Ya lo revisaste en una dinámica pasada. Para ir más allá de la solución encontrada y buscar nuevas alternativas y variantes, cuestiona aquellos puntos de tu idea que te generan dudas. Busca otro tipo de soluciones que no necesariamente involucren esos puntos. Ten muy claro que aplicarás este proceso para generar nuevos planteamientos, no se trata de debilitar tu idea.

Ya conoces la técnica de los seis sombreros de Edward de Bono. Aplícala para cuestionar tus proyectos. Plantear una cuestión a resolver a través de seis puntos de vista distintos, suele ser enriquecedor.

Solo para enfatizar recuerda que:

  • El sombrero Blanco significa actuar objetivamente proporcionando datos objetivos.
  • El sombrero Rojo significa actuar emocionalmente, considerando tus intuiciones o sentimientos.
  • El sombrero Negro representa el enjuiciamiento crítico centrado en las desventajas, carencias o factores negativos.
  • El sombrero Amarillo significa adoptar la visión optimista, centrada en las conveniencias y factores positivos.
  • El de color Verde significa adoptar el papel de la creatividad, de la generación de ideas.
  • El sombrero Azul corresponde al papel del director de la orquesta, del coordinador.

La conoces de sobra y casi siempre resulta efectiva. Se presenta una idea a debate, los asistentes plantean sus posibles soluciones mientras otro toma nota y al final se realiza una votación.

Para trabajar de manera estructurada, proponemos cuatro fases:

  • El grupo de trabajo aporta ideas sin considerar si son viables, buenas, pertinentes e incluso lógicas. Una persona estimula a los participares a aportar sus ideas sin evaluar absolutamente nada.
  • El grupo de participantes se divide en equipos que clasifican y organizan las ideas.
  • Los equipos evalúan la organización y clasificación de las ideas, aportando sugerencias para su mejora.
  • Reunidos todos de nuevo se consideran las ideas más creativas y sus posibilidades de implementación.

Si la sesión no es presencial, existen una infinidad de aplicaciones, desde programas de mensajería instantánea, pasando por gestores de contenido (CMS), hasta programas específicos de pago. Cualquier aplicación que permita a un grupo de personas debatir manteniendo un registro de sus participaciones.

Tormenta de ideas (Brainstorming)

La conoces de sobra y casi siempre resulta efectiva. Se presenta una idea a debate, los asistentes plantean sus posibles soluciones mientras otro toma nota y al final se realiza una votación.

Para trabajar de manera estructurada, proponemos cuatro fases:

  • El grupo de trabajo aporta ideas sin considerar si son viables, buenas, pertinentes e incluso lógicas. Una persona estimula a los participares a aportar sus ideas sin evaluar absolutamente nada.
  • El grupo de participantes se divide en equipos que clasifican y organizan las ideas.
  • Los equipos evalúan la organización y clasificación de las ideas, aportando sugerencias para su mejora.
  • Reunidos todos de nuevo se consideran las ideas más creativas y sus posibilidades de implementación.

Si la sesión no es presencial, existen una infinidad de aplicaciones, desde programas de mensajería instantánea, pasando por gestores de contenido (CMS), hasta programas específicos de pago. Cualquier aplicación que permita a un grupo de personas debatir manteniendo un registro de sus participaciones.

La provocación

En esta técnica el pensamiento divergente se encuentra en el papel protagónico. Recopilar una serie de ideas ilógicas, surreales, fantasiosas o descabelladas pero referentes al concepto que quieras desarrollar. Posteriormente analiza su naturaleza y su posible relación con el problema al cual estas buscando solución. Nuestra mente se encarga de concatenarlas y aterrizar las ideas en un “marco real” que las convertirá en soluciones viables.

El cadaver exquisito

Una técnica muy frecuente en el surrealismo para extraer ideas del colectivo subjetivo. Existen una gran cantidad de variantes para este ejercicio. Una de ellas puede ser la siguiente:

Reúne un grupo de personas y entrega a cada participante 10 tarjetas en blanco y divídelas en dos grupos iguales. En las tarjetas del grupo “A” se escribirá una frase que describa la idea o problema a solucionar. En las tarjetas del grupo “B”, escribiremos la primera palabra que se nos venga a la mente, una por tarjeta. Estas últimas pueden ser cualquier palabra y no guardar relación alguna con el problema.

Posteriormente la dinámica inicia cuando un miembro del grupo toma las tarjetas A y B de otro miembro del equipo.

De par en par, intentará construir una frase u oración con el contenido de los dos tarjetas sin evaluar anticipadamente la viabilidad o posibilidad de dicha solución.

Posteriormente se confrontan las ideas con el fin de articular las mejores soluciones.

Seguramente nada de lo que hemos mencionado aquí es nuevo. Lo que resulta novedosa es la forma y el rumbo que pueden tomar nuestras ideas si se les conduce de manera adecuada.

Recuerda nuestro primer encuentro: “Aniquilar tus ideas puede cambiar el rumbo de tu vida”. Estas técnicas conducidas con tu propio ingenio pueden generar una gran cantidad y calidad de ideas “alternativas” que pueden surgir de tu pensamiento divergente. Es bueno que lo consideres ahora como una fuente inagotable.

enlaces

8enl

dinamica

8din

Creatividad al servicio de la comunidad

Entrega de trabajos hasta el último minuto del 14/04/2024 en el correo electrónico creatividad.medica.ulsa@gmail.com

Observa el siguiente proyecto comunitario. Fue creado sin tener un «plan maestro de acción».
Observa el proceso creativo que lo generó. Relaciona.

Escribe un ensayo de una cuartilla de extensión mínima en donde compartas tu opinión a cerca de éste proyecto de pintura comunitaria, relacionándolo con  tu experiencia propia y con  la frase con que hemos iniciado esta clase:

«Si existiese una regla para ser creativo,
para ser creativo, habría que romper esta regla”.
Gabriel Dreyfus.

Te leeré en la semana. Saludos.

Lila Zellet Elías
Coordinadora del taller de Creatividad para las Ciencias Médicas
creatividad.medica.ulsa@gmail.com